Beneficios de la fibra dietética

¿Por qué es importante agregar fibra a tu dieta?

En principio, si deseas saber qué es, la Universidad Pedagógica Nacional, a través de la Dirección de Difusión y Extensión Universitaria, específicamente la Coordinación de Cultura Física y Deportes presenta la serie Descarga Salud. En el episodio de Fibra dietética,  la nutrióloga Ana Luz Ortega González explica sus propiedades y recomendación de algunos alimentos idóneos.

La fibra es un alimento que desempeña funciones fisiológicas importantes a pesar de que los carbohidratos de los que se componen no pueden ser digeridos. Se le considera un alimento funcional.

El consumo de fibra dietética proporciona diversos beneficios para la salud. Una ingesta continua reduce el riesgo de desarrollar las siguientes enfermedades: enfermedad coronaria, derrame cerebral, hipertensión, diabetes, obesidad y ciertos trastornos gastrointestinales. Además, un mayor consumo mejora las concentraciones normales de grasa corporal, disminuye la presión arterial, controla la glucosa en la sangre, ayuda a perder peso y parece mejorar la función inmunológica.

Un consumo diario menor a 10gr de fibra alimentaria como la que se encuentra en: cereales integrales, leguminosos, oleaginosas (nueces, almendras, pepitas, semillas de girasol o pistaches), verduras y frutas, de preferencia con cáscara, no brinda tales beneficios. Por ello, los nutriólogos recomiendan incluir porciones de alimentos ricos en fibra. Cabe resaltar que la recomendación varía de acuerdo a la edad, sexo y gasto energético. Sin olvidar el consumo de líquidos, particularmente agua simple.

¿Por qué? A continuación te presentamos sólo algunos de los beneficios de incorporar fibra dietética soluble e insoluble a tu alimentación diaria.

• Tratamiento y prevención de estreñimiento

Es el beneficio más conocido de la fibra insoluble; debido a que la no absorción de ésta en el tracto intestinal favorece el tránsito agregando volumen a las heces y disminuyendo la cantidad de tiempo necesario para que los desechos pasen a través del sistema digestivo.

Los estudios en su mayoría se concentran en los beneficios de frutas, verduras y salvado de trigo.

 

 

• Control de peso

La fibra tiene menos calorías que otros carbohidratos. Su capacidad viscosa aumenta la sensación de plenitud probablemente resultado del gel que se forma en el estómago, lo que facilita la ingesta de menos calorías.

Los estudios muestran que las personas que consumen alimentos ricos en fibra tienen más probabilidades de mantener un peso saludable que aquellos que no consumen alimentos ricos en fibra. Sin embargo, el papel de la fibra sola como herramienta de control de peso no se ha establecido claramente.

 

 

• Control de azúcar en la sangre

Dado que la fibra insoluble o también llamada viscosa forma un gel en el estómago cuando se agrega a las comidas, el resultado es una disminución de la absorción de nutrientes en el torrente sanguíneo; esto efectivamente reduce la cantidad de insulina necesaria para eliminar el azúcar del torrente sanguíneo y tiene efectos favorables sobre el azúcar en la sangre y la resistencia a la insulina. Esto es especialmente importante para los diabéticos, pero también puede eliminar el hambre después de las comidas que puede resultar de un descenso en el azúcar en la sangre después del consumo de una gran cantidad de carbohidratos.

 

 

• Reducción del colesterol

La fibra viscosa se combina con agua para formar un gel en el estómago. Múltiples ensayos clínicos han demostrado que la ingesta de fibra viscosa reduce tanto el colesterol total como el LDL (tradicionalmente considerado el colesterol "malo"). Los alimentos utilizados en estos estudios incluyen frijoles, guisantes y lentejas.

 

 

Si analizamos los alimentos que contienen fibra nos resultará muy fácil incorporarlos a nuestra dieta. Recuerda que en la Coordinación de Cultura Física y Deportes puedes realizarte una valoración nutricional. El nuevo horario de atención de lunes y jueves de 12 a 15 horas.

No pierdas la oportunidad de mejorar tu alimentación, ¡te esperamos!

 

 Escrito por Venecia Quiroz Téllez

Referencias

Anderson, JW., Baird, P., Dvis, RH. et la. (Abril 2009). Health benefits of dietary fiber. Nutrition Review, (67-4), 188-205. Recuperado de https://doi.org/10.1111/j.1753-4887.2009.00189.x, el 14 de febrero de 2018.

Escudero, E. y González, P. (2006). Fibra Dietética. Nutrición Hospitalaria, (2), 61-72. Recuperado de http://scielo.isciii.es/pdf/nh/v21s2/original6.pdf, el 14 de febrero de 2018.

Fuchs, C., Edward, L. et la (Enero 21, 1999). Dietary fiber and the risk of colorectal cancer and adenoma un women. The New England Hournal of Medicine. Recuperado de http://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJM199901213400301, el 14 de febrero de 2018.

Krishnan, S., Rosenberg, L. y Singer, M. (Noviembre 26, 2007). Glycemic Index, Glycemic Load and Cereal Fiber Intake and Risk of Type 2 Diabetes in US Black Women. The JAMA Internal Medicine. Recuperado de https://jamanetwork.com/journals/jamainternalmedicine/fullarticle/413517, el 14 de febrero de 2018.

Pereira, M., O'Reilly, E., Augustsson, K. (Febrero 23, 2004). Dietary Fiber and risk of coronary Heart Disease: a pooled analysis of cohort studies. The JAMA Internal Medicine. Recuperado de https://jamanetwork.com/journals/jamainternalmedicine/fullarticle/216689, el 14 de febrero de 2018.

 

 

Créditos del Blog

 

Consejo editorial: A. Fabiola Hidalgo Martínez, Mayela Crisóstomo Alcántara, Rhina Saldaña López y Edson Cano Navarro.
Responsable: Marta M. Vera Olivera.
Redacción: Venecia Quiroz Téllez, Enrique Rojas y Eduardo Rodríguez.
Colaboradores: Alejandra Cortés Zorrilla, Jessica Romero González, Alfredo Basilio Ojeda, Arianna Guzmán Martínez y Alberto Cortés González.
Corrección: Priscila Saucedo García
*Los temas desarrollados en este blog son propuestos por el Consejo Editorial y nutridos por los especialistas de la Dirección de Difusión y Extensión Universitaria en las áreas de: salud, activación física, comunicación, cultura y educación.