Sobre la arena

El Mintonette es el origen de esta disciplina pero en otra superficie.

Aunque se desconoce el comienzo de su práctica, los registros oficiales se remontan a California, Estados Unidos en 1920. Sin embargo, fue hasta los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996 que el Comité Olímpico Internacional incorporó oficialmente ambas disciplinas, varonil y femenil, a los juegos. En la actualidad es un deporte ampliamente practicado, se estima que se juega en mínimo 214 países a lo largo de cuatro continentes con un aproximado de 200 millones de jugadores, ¿sabes a cuál nos referimos?

Hablamos del voleibol de playa. Previamente te contamos sobre su antecesor: el mintonette, su desarrollo y popularización hasta convertirse en deporte olímpico. Pero en el caso del voleibol de playa, a pesar de tener claras raíces en el mintonette, ha transitado un camino distinto hacia el reconocimiento olímpico.

 

 

La egipcia Doaa Elghobashy (centro) reacciona cuando la alemana Kira Walkenhorst (izquierda) y Laura Ludwig (derecha) celebran anotar un punto durante el partido de clasificación femenina de voleibol playa entre Alemania y Egipto en el Beach Volley Arena en Río de Janeiro el 7 de agosto de 2016, durante los Juegos Olímpicos Río 2016. 

INICIOS

Existen indicios de canchas de voleibol en playas de Waikiki (Hawái, Estados Unidos) desde 1915. Sin embargo, los primeros registros oficiales datan de la década de 1920 en Santa Mónica, California, 25 años después de la primera versión para interiores en el estado de Massachusetts. La popularización del voleibol de playa en Estados Unidos sucedió después de la Gran Depresión de 1929. Debido a la crisis económica la gente acudía a las playas por esparcimiento gratuito y un juego que comenzó como pasatiempo asequible se convirtió en un deporte ampliamente extendido por el país. Años más tarde, el juego se practicaba en Checoslovaquia, Letonia y Bulgaria.

El primer circuito de voleibol de playa, que involucró a cientos de jugadores, comenzó en la década de 1950 y se desarrolló en cinco playas de California. Si bien el juego ya se practicaba en varias partes del mundo, el hito que lanzó el deporte a la esfera pública mundial sucedió en la playa de Sorrento en Los Ángeles a inicios de 1960. La icónica banda The Beatles jugó un partido de voleibol en donde incluso el presidente John F. Kennedy asistió a verlos. Este hecho otorgó publicidad gratuita al deporte que rápidamente aprovechó el momento para organizar torneos y difundir a más gente su práctica.

 


http://www.bvbinfo.com/sands/images/hi/9_9.jpg  

MÁXIMO CIRCUITO

En la década de 1970 se organizó una gira de voleibol de playa. Debido al éxito obtenido en 1976 se llevó a cabo el primer torneo oficial en Will Rogers State Beach, California. Esta profesionalización impulsó la creación de instituciones como la Asociación de Voleibol Profesional (AVP, por sus siglas en inglés) para la protección de jugadores y la integridad del deporte. Tres años más tarde, la Federación Internacional de Voleibol reconoció al voleibol de playa como deporte. Desde entonces, anualmente se organiza una gira mundial de voleibol de playa que se realiza en los Estados Unidos, Asia, Europa y algunas partes de Sudamérica.

En Barcelona 1992, el voleibol de playa se incorporó al programa olímpico como deporte de exhibición. Cuatro años más tarde hizo su debut olímpico en los Juegos de Atlanta 1996 y durante los seis días del evento se registraron 108 909 espectadores, todo un éxito en taquilla. Desde ese entonces ha estado presente en todos los programas. Sin duda existe una correlación entre las potencias en este deporte y su acceso al mar, Estados Unidos y Brasil lideran el medallero en esta categoría pero eso no significa que otros países no puedan competir. Por el contrario, los países que no cuentan playas han adaptado instalaciones para su práctica.

Karch Kiraly (sombrero rosa) y Kent Steffes celebran una medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996. http://www.fivb.org/Vis2009/Images/GetImage.asmx?No=63522&type=Press&maxSize=920

En México, el desarrollo del voleibol en ambos formatos ha sucedido durante las últimas décadas del siglo XX. Incluso se clasificó a la edición pasada de Juegos Olímpicos en Río de Janeiro, Brasil, algo que no sucedía en 48 años. En su debut el equipo mexicano varonil consiguió un triunfo, en la icónica playa de Copacabana, frente el anfitrión, una muestra palpable del avance de juego mexicano. Actualmente el voleibol de playa se coordina desde la Federación Mexicana de Voleibol (Fmvb) y la mayoría de sus recursos provienen de la Comisión Nacional de Cultura y Deporte. El torneo más importe del país es el Tour Nacional de Voleibol de Playa que se organiza anualmente desde 2012. A nivel universitario existe la Universiada, la cual también se organiza cada año.

Los beneficios físicos tanto del voleibol de sala o de playa son evidentes, aunque el voleibol en arena requiere un mayor esfuerzo por parte de los jugadores debido a las condiciones del terreno, el número de jugadores y el ambiente climático. Sin embargo, no necesitas vivir cerca del mar para practicarlo. La Universidad Pedagógica Nacional, a través de la Coordinación de Cultura Física y Deportes invita a la comunidad universitaria a las clases de voleibol de playa que están a cargo del instructor Pablo Roberto Ramírez Alcántara.

Consulta los horarios de entrenamiento de voleibol de playa o para mayor información acude al salón 108.

¡No pierdas esta gran oportunidad de aprender a jugarlo!

Escrito por Venecia Quiroz Téllez

 

Créditos del Blog

 

Consejo editorial: A. Fabiola Hidalgo Martínez, Edson Cano Navarro, Mayela Crisóstomo Alcántara y Rhina Saldaña López
Coordinación de proyectos: Marta M. Vera Olivera
Redacción: Venecia Quiroz Téllez, Enrique Rojas y Eduardo Rodríguez
Colaboradores: Alejandra Cortés Zorrilla, Jessica Romero González, Alfredo Basilio Ojeda, Arianna Guzmán Martínez, Alberto Sánchez Cortés, y Guillermo Ramírez
Colaboraciones especiales en ilustraciones de portada: Yanelli Torres Uraga, Israel López Medina, Miguel Castellanos e Isaac Espino 
Corrección: Priscila Saucedo García
*Los temas desarrollados en este blog son propuestos por el Consejo Editorial y nutridos por los especialistas de la Dirección de Difusión y Extensión Universitaria en las áreas de: salud, activación física, comunicación, cultura y educación.