• Inicio
  • Blog
  • ¿Alumnas y alumnos, las y los alumnos, alumn@s o alumnxs?

¿Alumnas y alumnos, las y los alumnos, alumn@s o alumnxs?

Seguro te has preguntado alguna vez cuál debes utilizar. Existe un acuerdo universal respecto a cómo aludir conjuntamente ambos sexos en el idioma español: la gramática y sintaxis de la lengua española.

En la Universidad Pedagógica Nacional, la Dirección de Difusión y Extensión Universitaria la cual comprende la Subdirección de Fomento Editorial y el portal de Visión Fractal, se utilizan de manera inclusiva términos como “el docente”, “el estudiante”, “el profesor”, “el alumno”, “el compañero” y sus respectivos plurales, así como otras palabras equivalentes en el contexto educativo para referirse a hombres y mujeres.

El uso de “o/a”, “los/las” y otras formas similares supone una saturación gráfica que dificulta la comprensión de la lectura. Pese a ello, por razones políticas –Vicente Fox, Cristina Kirchner, entre otros–, no de corrección lingüística, se ha extendido la costumbre de hacer explícita, en estos casos la alusión, a ambos sexos. En la lengua española nos referimos a colectivos mixtos a través del género gramatical masculino, lo que no debe considerarse como un acto discriminatorio, sino la aplicación de la ley lingüística de la economía expresiva. Sólo cuando la oposición entre sexos es un factor relevante es necesaria la presencia explícita de ambos géneros: “Hay mayor proporción de alumnas que alumnos en esta casa de estudios”. En tal caso es relevante hacer la distinción entre hombres y mujeres, pero si nos referimos al número total de alumnos de la UPN, el termino en masculino es aceptable.

 

 

Con la intención de evitar “la supuesta discriminación lingüística” y la repetición de palabras o conceptos en ambos géneros “las alumnas y los alumnos”, se ha creado un monstruo, soluciones artificiosas que contravienen las normas de la gramática española: “las y los ciudadanos”. Otra solución que se le ha dado a este mismos problema ha sido hacer explícita la alusión a los dos sexos mediante la arroba @, utilizada como recurso gráfico para integrar en una sola palabra las formas masculina y femenina del sustantivo, ya que este signo parece incluir en su trazo las vocales a y o: “l@s profesor@s”. Cabe mencionar que la arroba no es un signo lingüístico, sino símbolo, por ello su uso es inadmisible desde el punto de vista normativo.

Por otro lado, el uso de la x al lenguaje inclusivo parece ser una respuesta gráfica de gran utilidad. Sin embargo, si las incorporamos a nuestro lenguaje, ¿cómo las pronunciamos? La dicción resultará imposible. Jorge Mux, docente de Filosofía del lenguaje en la Universidad Nacional del Sur, dice: “No existen palabras discriminatorias ni insultantes; el insulto y la discriminación nacen con el uso que hacen las personas de esas palabras. Por eso, cambiar las palabras o cambiar su género es una tarea que no me parece muy prometedora si con ello se pretende desterrar un supuesto componente sexista en el lenguaje.”

Priscila Saucedo García

Editora

Subdirección de Fomento Editorial

Referencias

Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española, Nueva gramática de la lengua española. Manual, México, Espasa Libros, 2010.

Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española, Ortografía de la lengua española, 3a. reimp., México, Espasa Libros, 2013.

Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española, Diccionario Panhispánico de Dudas [versión en línea] 2005.

Créditos del Blog

 

Consejo editorial: A. Fabiola Hidalgo Martínez, Mayela Crisóstomo Alcántara, Rhina Saldaña López y Edson Cano Navarro.
Responsable: Marta M. Vera Olivera.
Redacción: Venecia Quiroz Téllez, Enrique Rojas y Eduardo Rodríguez.
Colaboradores: Alejandra Cortés Zorrilla, Jessica Romero González, Alfredo Basilio Ojeda, Arianna Guzmán Martínez y Alberto Cortés González.
Corrección: Priscila Saucedo García
*Los temas desarrollados en este blog son propuestos por el Consejo Editorial y nutridos por los especialistas de la Dirección de Difusión y Extensión Universitaria en las áreas de: salud, activación física, comunicación, cultura y educación.