Próximo destino

Cuando me enteré de la convocatoria de Visión Fractal para compartir las experiencias y trayectoria de egresados de la Universidad Pedagógica Nacional me emocioné mucho. Por fin se retomarían aquellas experiencias de las cuales a mí me hubiera gustado leer cuando me encontraba estudiando en la Pedagógica. Es por eso que dejo aquí parte de la historia de una Administradora Educativa que egresó con el Plan de estudios 2009 de la Unidad Ajusco.

Abordar el avión llamado Universidad, representó retos que en su momento la mayoría de mi generación sólo veíamos como etapas para: pasar alguna materia, convivir con profesores y amigo o inscribirnos a actividades extracurriculaes. Para aquellos que trabajan implicaba dividirse entre trabajo, escuela y familia. Durante el vuelo e incluso desde el despegue de este viaje, varios compañeros decidieron abortar. Algunos tomaron nuevos destinos, otros recurrieron al salvavidas o simplemente desaparecen de nuestras vidas. No es sencillo, la turbulencia puede abrumar y hacernos caer a mitad del vuelo.

Alrededor del cuarto semestre, una vez superada la impresión del despegue, vi a mi alrededor a las personas: compañeros, maestros, el Centro de Atención a Estudiantes (CAE), que aún continuaban con nosotros. En el quinto semestre veía aproximarse, casi igual que el servicio a medio vuelo, la oferta de Prácticas Profesionales (PP). Saber qué elegir es importante pues pasa todo tan rápido que ser indeciso no es una opción.

En mi caso, al ser la primera generación de Administración Educativa con el plan de estudios 2009, se ofertaron diversos espacios de PP, algunos con cupos limitados, otros con temas atractivos y vinculados a temas recientemente vistos en este viaje, como capacitación o apoyo a centros escolares. Entre estas prácticas, había una que sobresalía por lo ajeno que resultaba el escenario y por supuesto el nombre ¿Gestión cultural? Todas las demás se centraban en un espacio escolar, ¿qué podría haber en este espacio? Fue tal la curiosidad que elegí como escenario de PP La Galería de Palacio Nacional (PN) con la práctica de Gestión Cultural, la cual consistía en llevar a cabo una evaluación de público y de los materiales lúdicos que se generaron para la exposición “Tesoros de los Palacios Reales de España. Una historia compartida”.

 

 

La incertidumbre del cómo realizar una PP estaba presente en mí y en toda la tripulación de Gestión cultural. Poco a poco me enfrenté a empatar los conocimientos teóricos con las actividades que me solicitaban en PN. El acompañamiento y seguimiento por parte de los responsables institucionales, así como de los profesores de la UPN fue algo que quedó marcado en mí.

Conocer desde otro punto de vista los museos, me recuerda a la sensación que se genera al ver a través de la ventanilla: desde abajo sólo imagino la magnitud de lo que me rodea, pero en el aire, a través de esta ventana puedo apreciar que tan grande y todo lo que en verdad rodea mi ciudad, hay mucho más que edificios. Así con los museos, mirarlos desde la ventana de las PP me permitió conocer todo lo que implica el montaje de una exposición, desde el guion curatorial, el diseño de los materiales lúdicos, la imagen que se presentará en las salas, el traslado de las obras, entre otros. Además, en este escenario encontré un campo laboral amplio para pedagogos, sociólogos, psicólogos educativos y por supuesto administradores educativos.

A partir de este escenario decidí por realizar mi Servicio Social en El Museo Del Estanquillo, Colecciones Carlos Monsiváis, allí conocí lo que significa ser un “IVM”, no fue agradable saber que para muchos colegas de la educación en diversos espacios el servicio social no siempre lleva un seguimiento vinculado con la formación profesional. Ser guía, tallerista, sacar copias o repartir volantes fueron algunas de las actividades que realicé los primeros meses en el Estanquillo. Conforme pasó el tiempo aprendí más del museo y por lo tanto me atreví a proponer actividades, talleres y materiales nuevos para los recorridos. La iniciativa dio paso a que yo pudiera coordinar en este dicho espacio la “Promoción Nacional de Verano 2012, homenaje a José María Velasco”.

 

 

Durante el vuelo podemos voltear al asiento de al lado y quien sabe quizás conozcamos a un escritor famoso, una estrella de rock o a un futuro colega. En las PP y el servicio social conocí personas de áreas y carreras tan diversas: historiadores, diseñadores gráficos, pedagogos, sociólogos, nutriólogos… Así fue como conocí a una psicóloga, que hoy es una de mis mejores amigas.

En la presentación final de las PP en PN conocí a una bióloga. ¡En mi vida había conocido a un biólogo! La maestra Kenia Valderrama, curadora educativa en Universum, me invitó a colaborar con ella en un proyecto de capacitación para docentes de educación básica. Este suceso fue una de las mejores cosas que me pudo pasar en la universidad. Kenia me comentó que le había agradado mi participación en la presentación de PN. A partir de ese momento fui realmente consiente de la pertinencia y lo relevante de las PP y de nuestra actuación en todos y cada uno de los escenarios en los que nos desarrollamos como en la escuela, el trabajo, la casa, foros, congresos o las PP; cualquier lugar es una oportunidad en donde podemos siempre hacer y dar lo mejor de uno mismo.

Junto a Kenia, trabajé en un principio en el desarrollo del taller para profesores y posteriormente en el proyecto que se convertiría en la base de mi tesis. Al mismo tiempo que me involucraba en Universum, también lo hacía en mi segundo escenario de PP en la Dirección General de Escuelas Secundarias Técnicas (DGEST). Me enfrenté al ámbito de la educación formal, aunque nuevamente tenía incertidumbre acerca del escenario, algo había cambiado, me sentía más segura de mi misma.

No todo fue sencillo, en estas PP teníamos que desarrollar un taller, en una escuela secundaria técnica, dirigido a un grupo de estudiantes con sus respectivos padres o familiares quienes asistieron en los sábados. En comparación con otros equipos de la misma práctica, en mi grupo el primer sábado no asistió nadie y los demás días llegaron menos de las personas esperadas. Esta situación afectó la planeación del proyecto, los recursos invertidos para el taller, además de que en mi equipo, dos compañeras y yo, nos sentíamos desilusionados al no ver los resultados esperados. El cierre de la práctica fue mejor, la DGEST cuenta con un estudio de radio y televisión y nos permitieron hacer programas en ellos. Estos programas se transmitieron en línea en el canal de DGEST-TV. Llena de curiosidad indagué acerca de la propuesta de difusión y el diseño de los programas. A partir de ello vinculé esta institución con Universum y por supuesto la UPN. Como producto realicé la planeación y guiones de dos programas para DGEST-TV con Universum como invitado especial.

 

 

En este punto, mi vuelo se encontraba ya en descenso, comenzaba el octavo y último semestre de la licenciatura. Nuevamente, la tripulación de upeneanos se llenaban cada vez más de una actitud y un ambiente a mi parecer, extraño; felices por terminar la licenciatura, angustiadas por su último semestre, melancólicos de saber que no volverán a ver su universidad, separarse de sus compañeros y amigos y a la vez se notaban entusiasmados por los preparativos para la graduación. Este no fue mi caso, en el descenso sentía que recién comenzaba mi viaje, me sentía con la emoción casi como la de tener en mis manos un ticket en blanco, tan sólo con mi nombre y cuyo próximo destino estaba por definir.

Como escenario de PP de octavo semestre elegí la Dirección General del Colegio de Bachilleres, en este espacio junto a mis compañeros desarrollé una investigación cualitativa acerca de la percepción que tienen los estudiantes del Colegio de Bachilleres sobre los programas o servicios que ofrece la institución. Este fue uno de los semestres más difíciles durante mi vuelo. La gestión del tiempo fue esencial para llevar acabo mis actividades en las PP, la UPN y Universum.

Una vez que aterrizó mi vuelo, miré a mi alrededor y varios de mis compañeros tomaban sus maletas y se dirigían a nuevos sitios: formaban familias, ingresaban a otras licenciaturas, algunos se colocaban laboralmente en centros educativos, realizaban su servicio social o incluso la tesis. Sin saber si utilizar mi ticket en blanco o no, en ese momento continué con mi proyecto en Universum, la investigación e implementación de la propuesta que generé para este espacio me llevó dos años, posteriormente recopilé la información y generé mi trabajo recepcional titulado: Prácticas Profesionales de administradores educativos en educación no formal. La experiencia en Universum, el cual ganó el tercer lugar a la mejor tesis de licenciatura de la UPN, pero el logro más grande en este trayecto, fue el vincular a dos instituciones que el día de hoy aún continúan con nuevos proyectos y que a partir de ellos han surgido nuevos profesionales de la educación que se desenvuelven exitosamente en diversos espacios.

Muchos fueron los proyectos y en especial aventuras que viví en mi tiempo en Universum, de las cuales hablaré en otro momento, en esta ocasión al escribir estas líneas mi propósito fue hacer énfasis en los espacios de PP, que de forma curricular o extracurricular ofrece la UPN. Como estudiantes deseamos viajar pronto y llegar a un destino que aún incierto esperamos nos favorezca y cumpla nuestras expectativas. No obstante, el vuelo a este destino inicia una vez concluyendo la universidad y los pases de abordar y los mejores asientos los conseguimos a partir de nuestro desarrollo en este primer viaje.

 

 

Una vez que obtuve mi título y cerré un ciclo en Universum, decidí ponerle destino a ese ticket y busqué en diferentes espacios de educación no formal una oportunidad para emprender mi viaje por el mundo de los museos. Es aquí donde resalto que nuestro destino es incierto, pues en esta búsqueda, a pesar del perfil profesional que me había formado para trabajar en museos, ningún espacio estaba disponible. Después de varios meses sin éxito, surge la oportunidad de acudir a una entrevista en una dirección de la Secretaría de Educación Pública.

Acudí a la entrevista sólo con información básica del lugar y actividades que desempeñaría. Al parecer se refería a algo relacionado a prácticas profesionales y en ello tenía experiencia. Me presenté y comencé a hablar de los espacios en los que me había involucrado, de los proyectos y productos que se habían generado en cada uno de estos escenarios: secundarias técnicas, Palacio Nacional, Universum, Colegio de Bachilleres. La diversidad en escenarios y actividades desempeñadas fue un punto a mi favor. Al final de la entrevista obtuve un clásico “muchas gracias, te llamamos si se abre el espacio”. Un par de día después, me llamaron y me citaron para que fuera a entregar mis papeles.

Hace ya dos años que emprendí un nuevo vuelo en la Dirección General de Educación Superior para Profesionales de la Educación (DGESPE), en el área de Desarrollo Académico. Otra vez pasé por los mismos sentimientos ante un escenario nuevo, en el despegue la incertidumbre del espacio, la turbulencia al enfrentar mis conocimientos con lo que se requería en el área que me desenvolvía y el gusto de reconocer al resto de la tripulación, varios de la UPN. Lo aprendido en mi vuelo por la Universidad me ayudó bastante, en especial de las PP que a la fecha son un pase de abordar para emprender nuevos viajes.

El día de hoy tengo una ruta en mente que se adecua día a día con nuevas experiencias y oportunidades, sin embrago, desconozco cuánto durará mi vuelo en DGESPE ni cual será mi próximo destino dentro o fuera de esta institución. Carmen Jocelyn Soto Romano junio 2017

 

 

Créditos del Blog

 

Consejo editorial: A. Fabiola Hidalgo Martínez, Mayela Crisóstomo Alcántara, Rhina Saldaña López y Edson Cano Navarro.
Responsable: Marta M. Vera Olivera.
Redacción: Venecia Quiroz Téllez, Enrique Rojas y Eduardo Rodríguez.
Colaboradores: Alejandra Cortés Zorrilla, Jessica Romero González, Alfredo Basilio Ojeda, Arianna Guzmán Martínez y Alberto Cortés González.
Corrección: Priscila Saucedo García
*Los temas desarrollados en este blog son propuestos por el Consejo Editorial y nutridos por los especialistas de la Dirección de Difusión y Extensión Universitaria en las áreas de: salud, activación física, comunicación, cultura y educación.