Ser feliz, es bailar


Mi experiencia en el taller de Baile como herramienta de enseñanza

por Arizbeth Figueroa González

 

El objetivo de este texto es dar a conocer mi experiencia en el Taller de baile La danza como herramienta de enseñanza. Mi nombre es Arizbeth Figueroa González, he concluido el octavo semestre de la Licenciatura en Psicología Educativa, quiero contar los beneficios y oportunidades al pertenecer a dicho taller y en general a los talleres que ofrece la Universidad Pedagógica Nacional. Yo me inscribí al taller cuando cursaba el quinto semestre de la licenciatura. Mis amigas y yo vimos un cartel que estaba promocionando los talleres, entonces decidimos ir a preguntar y empezamos a asistir a las clases. Realmente nos inscribimos porque queríamos aprovechar lo que la Universidad nos proporcionaba y al ser un grupo de amigas pues, quisimos experimentar juntas.

Al principio aunque a mí me gusta la música y bailar, me di cuenta que no tenía todas las habilidades y me costaba trabajo hacer algunos movimientos e incluso mi coordinación era pésima. Me costaba mucho que mi cerebro se coordinara con mi cuerpo y captar con rapidez las indicaciones que daba la profesora. Al principio eran clases básicas con pasos muy básicos, pero aprenderlos y llevarlos a la acción me costaba muchísimo. Sinceramente lo que yo esperaba era aprender a bailar nuevos ritmos, conocer otros géneros y la forma de baile; pero al principio se me hizo muy complicado. Ahora puedo decir que todo ha sido parte de un proceso de aprendizaje, ya que hasta el momento me he presentado más de cinco veces en distintos escenarios y he desarrollado, habilidades físicas, cognitivas, emocionales y sociales, que incluso me han ayudado a reforzar mi autoestima y seguridad.

 

 

El baile me ha ayudado en aspectos cognitivos porque implica un esfuerzo de concentración y atención, tener que aprenderte una coreografía y saber que la tienes que presentar en el escenario te obliga a centrar toda tu atención en cada movimiento también debes aprender los nombres de algunos pasos y al bailar, te guías por el nombre de cada paso. Han sido más de seis corografías las que hemos presentado, implica un proceso de memorización y repetición. Mis habilidades físicas, mis movimientos han cambiado ya no estoy tan rígida, el ritmo y mi cuerpo se complementan, el movimiento de brazos, piernas y caderas se mueven al compás de un rico mambo o chachachá.

Hemos tenido la oportunidad gracias a la maestra Sandra Pérez de presentarnos dos veces en el Museo José Luis Cuevas ubicado en el Centro, dos veces más en el Aniversario de la Feria de las Flores en San Ángel, y otras en el Auditorio Lauro Aguirre; creo que esas experiencias han sido demasiado significativas y son las que más han ayudado a mi crecimiento personal, debido a que me han hecho comprometerme y sentirme segura. Algunos sábados y domingos se los he dedicado al baile, a ir a ensayar, buscar nuestro vestuario y presentarnos en el escenario, creo que para todo esto mis amigas de la licenciatura son pieza fundamental, ya que hemos compartido esos momentos y nos hemos apasionado juntas. También ha sido un proceso grupal, en dónde ha habido comunicación, algunas veces externábamos nuestras inconformidades debido a que todas tenemos carácteres diferentes, entonces teníamos que negociar, pero siempre hemos disfrutado bailar y disfrutar cada momento.

 

 

Para mí subir al escenario implica esfuerzo, dedicación y compromiso. Presentarnos frente a un público que aplaude nuestro espectáculo, es algo incomparable, es una sensación de satisfacción por algo que disfruto tanto, esto me ha hecho sentirme segura de lo que soy, y cada que me veo con un vestuario diferente me siento esplendorosa.

Para mí el baile ha sido una manera de expresión, de expresar mi amor por la vida, por la música, amor por mi cuerpo, amor propio, el baile me hace sentirme feliz y la música es el complemento perfecto, bailar un chachachá, un mambo o un charlestón ha sido una experiencia única, sin duda pertenecer a este taller ha cambiado mi vida y mi esencia. Ahora que he terminado la Universidad, puedo decir que está experiencia ha marcado por completo mi formación académica y agradezco a mi amada Universidad Pedagógica Nacional por estas oportunidades, con esto concluyo para invitar a toda la comunidad estudiantil a participar en estos eventos que además de ser gratuitos, ofrecen experiencias inolvidables y aportan en muchos sentidos en nuestra formación profesional y personal.

 

 

 

Créditos del Blog

 

Consejo editorial: A. Fabiola Hidalgo Martínez, Edson Cano Navarro, Mayela Crisóstomo Alcántara y Rhina Saldaña López
Coordinación de proyectos: Marta M. Vera Olivera
Redacción: Venecia Quiroz Téllez, Enrique Rojas y Eduardo Rodríguez
Colaboradores: Alejandra Cortés Zorrilla, Jessica Romero González, Alfredo Basilio Ojeda, Arianna Guzmán Martínez, Alberto Sánchez Cortés, y Guillermo Ramírez
Colaboraciones especiales en ilustraciones de portada: Yanelli Torres Uraga, Israel López Medina, Miguel Castellanos e Isaac Espino 
Corrección: Priscila Saucedo García
*Los temas desarrollados en este blog son propuestos por el Consejo Editorial y nutridos por los especialistas de la Dirección de Difusión y Extensión Universitaria en las áreas de: salud, activación física, comunicación, cultura y educación.