¿Por qué estudié pedagogía?

Razones e intereses por Jessica Mora Valdivia

Orientación educativa, eje transversal de mis intereses. 

Uno de los momentos más esperados en mi formación académica como Pedagoga, se ve reflejada en la pregunta ¿Dónde y cuándo realizar el servicio social? Lo que me remite a pláticas previas con algunos profesores de los que unifique la siguiente idea: que la opción de campo, servicio social y el proyecto de titulación debe existir un eje transversal.

Para lo que tenía que ver en su totalidad estas tres dimensiones, lo que me situó en el proyecto de investigación que había abordado en quinto semestre, dando continuidad en sexto: problemas de lenguaje en preescolar. Me agradaba el tema pero no me convencía para titularme, lo que conllevaba a elegir una opción de campo que me diera elementos para desarrollar mi proyecto. En este ambiente de inseguridad e incertidumbre comenzaron a sondear cuales eran nuestros intereses para perfilar cuales podrían ser las opciones de campo.

Tuve tiempo para analizar cuál sería el siguiente paso, lo que se resolvería con la pregunta ¿Qué investigaría? Ya que esta me permitiría encontrar el eje transversal. Pensé en mis intereses, en las razones del porque estudiaba pedagogía, recapitular lo que realizaba desde hace años. Teniendo una plática con un profesor para aclarar mis inquietudes me respondió que no me preocupara tanto, que siguiera lo que me gusta, después de mucho pensar me focalicé en un escenario: orientación y jóvenes.

 

 

La primera fue porque tuve una excelente profesora Dolores Guadalupe Mejía en la materia “La Orientación Educativa: Sus Prácticas” que nos envió en equipos a impartir un curso y/o taller al nivel educativo de elección (preparatoria primero y segundo año). Fue un gran reto dado que los grupos eran numerosos (control de grupo complicado), comprendí la importancia del tono de voz, indicaciones puntuales. La manera en cómo te presentas frente al grupo, acompañado de la disciplina, te permiten tener un mayor desarrollo en el aula con los alumnos. Se trabajó la orientación vocacional con un estudiante de tercer año de secundaria o sexto semestre de preparatoria, aplicándole una batería de instrumentos, que previamente los aplicábamos en clase de manera personal.

La segunda surgió de mi experiencia con ellos, era raro que no hubiera pensado investigar sobre los jóvenes cuando llevaba años trabajando con ellos en un medio informal, una posible explicación es que con el anterior proyecto quise resolver algo que era cercano a mi persona (un familiar), no permitiéndome ver en su esplendor lo que estaba haciendo y como esto me construía–deconstruía.

 

 

Así que comencé a buscar información sobre estas líneas, permitiéndome observar en otros escenarios, dándome elementos para elegir la opción de campo. Curse séptimo semestre con grandes aprendizajes, los momentos en que se compartía nuestras inquietudes con sus aciertos y desaciertos sobre el proyecto de titulación, tuvimos la oportunidad de ir a una institución educativa de nuestra elección a preguntar a través de cuestionarios o entrevistas sobre nuestro tema de investigación, lo que nos permitiría clarificar el objeto de estudio.

En este ambiente decidí cursar el servicio en octavo semestre, para que después del término de la carrera toda mi atención estuviera en la culminación del proyecto de titulación. Siguiendo el eje transversal mi opción de campo se situaba en orientación, lo que me dio elementos para la elección del servicio social, realizándolo en el Colegio de Ciencias y Humanidades Plantel Sur en el departamento psicopedagógico.

 

 

Esta aventura inició con nervios, temores y con toda la actitud de aprender. Ahora que analizo las experiencias generadas en mi instancia en dicha institución, focalizo las herramientas de las que me dotado la Universidad Pedagógica Nacional Ajusco para la realización de las tareas asignadas. Permitiéndome construir mis conocimientos y aprendizajes que favorecen a mi formación como pedagoga, de las cuales puedo mencionar:

•   Lo que respecta al seguimiento académico, la mayor constante es el diálogo que se tiene con el alumno, lo cual nos permite identificar las razones de deserción y sus acciones consecuentes, aunque es cierto que el diálogo que se llega a generar con el alumno no siempre tiene una continuidad ya que ellos no regresan.

•   La importancia de que el alumno, profesor y padres de familia puedan tener una comunicación continua para que esto favorezca el desempeño académico y se puedan hacer las intervenciones pertinentes.

 

http://www.adams.loganschools.org/daily-announcements/2016/10/5/parent-teacher-conference-october-17-18 

 

•   Se trabajó la orientación vocacional que se apoya de dos momentos fundamentales lo que corresponde a la selección de materias y lo relacionado al Pase Reglamentado, esto me permitió poder focalizar factores que pueden facilitar o no la toma de decisión de los alumnos, así como emplear herramientas cuando el alumnos está en crisis.

•   Comprendí la importancia de tener una planeación clara para cada actividad sin perder de vista que responde a una necesidad educativa. Ya que como pedagogos una de nuestras herramientas es planear.

•   El trabajo es colaborativo ya que hubo momentos en que se llegó a trabajar con psicólogo, sociólogo, comunicólogo y trabajadores administrativos. Convirtiéndose a su vez en un trabajo multidisciplinario.

 

Créditos del Blog

 

Consejo editorial: A. Fabiola Hidalgo Martínez, Mayela Crisóstomo Alcántara, Rhina Saldaña López y Edson Cano Navarro.
Responsable: Marta M. Vera Olivera.
Redacción: Venecia Quiroz Téllez, Enrique Rojas y Eduardo Rodríguez.
Colaboradores: Alejandra Cortés Zorrilla, Jessica Romero González, Alfredo Basilio Ojeda, Arianna Guzmán Martínez y Alberto Cortés González.
Corrección: Priscila Saucedo García
*Los temas desarrollados en este blog son propuestos por el Consejo Editorial y nutridos por los especialistas de la Dirección de Difusión y Extensión Universitaria en las áreas de: salud, activación física, comunicación, cultura y educación.