Al ritmo que me toques bailo

Cotidianamente estamos rodeados de diferentes sonidos, son tantos y tan variados que algunos los percibimos como sólo ruidos aunque tengan ritmo. Pero en principio, ¿qué es el ritmo? ¿sabemos exactamente las miles de acepciones y usos que conlleva esa palabra? ¿qué nos interesa saber del ritmo?1 

Dentro de toda esta vorágine de ondas sonoras nos encontramos con aquellos sonidos que dejamos de considerar ruido porque percibimos su ritmo y a ello llamamos música. Por la inmensidad de construcciones rítmicas nos hemos atrevido a dividirlas en géneros: salsa, cumbia, rock, tropical, metal, guaracha, regional, merengue, clásica, banda, rock urbano, punk, funk, R&B, blues, country, trova y hasta reggaetón (que ni sabemos lo que es, pero está de moda).

Según el gusto, personalidad e incluso entorno, cada uno de nosotros nos identificamos con cierto género musical que acompaña en muchas ocasiones nuestro estado de ánimo. No es casualidad que en una reunión nos den ganas de bailar esa rola que nos cae tan mal o en un día nublado y con lluvia invoquemos a la poesía vuelta canción de Joaquín Sabina o simplemente al escuchar una tonada nueva dices: !ah! que buen ritmo, y justamente es eso lo que intentaremos describir, eso llamado ritmo.

De acuerdo a Wikipedia el ritmo puede definirse generalmente como un movimiento marcado por la sucesión regular de elementos débiles y fuertes, o bien de condiciones opuestas o diferentes. Es decir, un flujo de movimiento, controlado o medido, sonoro o visual, generalmente producido por una ordenación de elementos diferentes del medio en cuestión. Se trata de un rasgo básico de todas las artes, especialmente de la música, la poesía y la danza. En música la mayoría de las definiciones tradicionales aluden al ritmo como fuerza dinámica y organizativa de la música.

Con esta definición lo único que nos queda claro es que es más complicado de lo que originalmente habíamos imaginado. El ritmo es organización y se encuentra en la música, la poesía y la danza.

“La música es de aquellos que la quieren escuchar y de nadie más”. Andrés Calamaro

 

Para referirnos al ritmo en la poesía retomaremos esta referencia que hace Octavio Paz: el idioma siempre está en movimiento. La lengua es un conjunto de voces o palabras que constituyen la unidad más simple: el vocablo.

Usamos los vocablos para comunicarnos y desenvolvernos en sociedad, pero al hacerlo, construimos frases. Las palabras no se usan aisladamente. Para que el lenguaje se produzca, las palabras deben asociarse de manera que transmitan un sentido.

 

En verdad, sino fuera por la música, habría más razones para volverse loco". Piotrilch Chaikovski

 

En la danza, la recopilación realizada por la maestra María Dolores Moreno B. nos dice que los pasos de danza tienen un ritmo interno propio. Este debe interactuar con el ritmo de la música para poder coordinarse y conseguir una base firme en el movimiento.

Para los bailarines el ritmo es una constante que proporciona la principal fuerza de movimiento. Se compone del pulso y el acento. El pulso es una percusión que se repite periódica y regularmente en una obra musical. En danza constituye un latido que permanece siempre y que todo bailarín debe seguir internamente, para evolucionar adecuadamente dentro de su desarrollo coreográfico. El acento se define como la mayor intensidad de una pulsación con respecto a otra y va a definir las diferentes clases de ritmos2.

El bailarín utiliza estos acentos musicales en correlación con los acentos musculares para marcar el impulso de salida de un movimiento, para fijar la posición en el espacio en un punto culminante de la coreografía o para marcar el momento final del movimiento3.

La definición más simplista del ritmo en la música es que se compone de ciclos que se reiteran en intervalos temporales. Howard Goodall, compositor inglés, en su serie How Music Works expone algunas teorías acerca del ritmo, dice que nos recuerda la regularidad con la que caminamos y los latidos del corazón que hemos escuchado en el vientre materno.

Uno de los integrantes del grupo Wani en una entrevista comenta que para los latinos lo que define el ritmo principalmente son las percusiones ya que ese sentimiento (ritmo) lo marca la vida y ¿quién marca la vida? El corazón.

Parafraseando un poco al Dr. Seuss:

Pero fuese cual fuese la razón

ya sean en la danza la poesía o el corazón 

en nuestra vida está el ritmo nunca enojado 

mirando los bailes y los guateques a nuestro lado 

Porque todos en el valle de Villa'quien

Escuchan música por todos lados. 

La Universidad Pedagógica Nacional, a través de la Dirección de Difusión y Extensión Universitaria, específicamente la Subdirección de Comunicación Audiovisual te presenta el proyecto “Sesiones de Banqueta” donde se pretende agrupar distintas fusiones musicales desde la cabina de radio de la unidad Ajusco.

 

Referencias

1 Autor de la entrada: Eduardo Nava Carreón.

2 http://www.filomusica.com/filo70/danza.html

3 http://www.filomusica.com/filo70/danza.html 

 

  

 

 

Créditos del Blog

 

Consejo editorial: A. Fabiola Hidalgo Martínez, Mayela Crisóstomo Alcántara, Rhina Saldaña López y Edson Cano Navarro.
Responsable: Marta M. Vera Olivera.
Redacción: Venecia Quiroz Téllez, Enrique Rojas y Eduardo Rodríguez.
Colaboradores: Alejandra Cortés Zorrilla, Jessica Romero González, Alfredo Basilio Ojeda, Arianna Guzmán Martínez y Alberto Cortés González.
Corrección: Priscila Saucedo García
*Los temas desarrollados en este blog son propuestos por el Consejo Editorial y nutridos por los especialistas de la Dirección de Difusión y Extensión Universitaria en las áreas de: salud, activación física, comunicación, cultura y educación.