Universidades, ¿Para qué investigar?

 

De la misión general de Universidad se desprenden tres grandes propósitos, uno de ellos es la generación de conocimiento. Esa acción podría llamarse investigar.

En la entrega anterior hablamos sobre el origen de las Universidades [¿Para qué la Universidad?] dado por sentado que la universidad es la institución donde se recibe la enseñanza superior. Ahora centrémonos en definir lo que hoy significa universidad: Ortega y Gasset, en la Misión de la Universidad, define la función de la enseñanza superior como profesionalismo e investigación. 

Una de las universidades más antiguas del mundo, fundada en Bolonia en 1088, inició su labor de investigación jurídica y creación de conocimiento. Después aparecieron universidades como Oxford y Cambridge en Reino Unido, y Salamanca en España, todas con la misión de crear conocimiento.  Desde sus inicios, la universidad  ha sido un lugar donde se genera saber y se le transfiere a la sociedad. Su misión esencial: generar y transmitir. 

A finales del siglo XIX y principios del XX las principales universidades europeas se concentraron en la ciencia y la investigación, lo que dio forma a la universidad como hoy la conocemos. Una comparación con las universidades medievales es el nacimiento a partir de escuelas monásticas o episcopales pero que al final tenían como objetivos la formación de profesionales, la investigación científica y la enseñanza del pensamiento crítico para mejorar la sociedad. 

América Latina

En Latinoamérica a inicios del siglo XX, algunas universidades destacaron su “misión social”, que consistía en la ineludible obligación de compartir cultura y conocimientos con el desposeído con la finalidad de promover la justicia social.  Esa tercera función sustantiva de las universidades se le conoce por “extensión universitaria”. Específicamente en México, desde 1978, se considera la difusión cultural y extensión universitaria como objetos de planeación incorporadas al Plan Nacional de Educación Superior. 

Hasta 1992 se publicó el Programa Nacional de Extensión de la Cultura y los Servicios para las universidades afiliadas a la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES); un año más tarde definen la extensión como: “una función que tiene como finalidad hacer participar de los beneficios de la educación y la cultura nacional y universal a todos los sectores de la sociedad tratando de incidir en su integración y transformación mediante la difusión, divulgación, promoción y servicios del conocimiento científico, tecnológico, artístico y humanístico”.

Las instituciones contemporáneas han creado una red de investigación científica. En México, dicha red se  conoce como Sistema Nacional de Investigadores (SNI) y tiene por objetivo promover y fortalecer la calidad de la investigación científica y tecnológica que se produce en el país. Coadyuva a que la actividad científica se desarrolle con un alto nivel académico en todas las entidades federativas. Actualmente la UPN en su unidad Ajusco cuenta con  docentes miembros investigadores del SNI. 

En función y finalidad de la universidad se pueden enumerar diversas cuestiones pero no podemos obviar la investigación. Esa actividad orientada a la búsqueda de conocimientos nuevos y a la comprobación de los ya existentes. La meta es la superación del acervo existente, el entrenamiento de los estudiantes en métodos de conocimiento y actuar sobre los problemas sociales prioritarios. Esto plantea una doble responsabilidad de los  docentes, quienes además de enseñar deben plantearse dudas y buscar soluciones metodológicamente sustentadas, es decir, investigar. 

 

 

Existen diversos índices de análisis y evaluación de investigación. El SCImago Research Group1 analizó la producción científica de instituciones de educación superior (IES) distribuidas en España, Portugal y América Latina. El resultado del análisis fue la creación del Ranking Iberoamericano, que contabiliza las producciones científicas de 2005 a 2013. En el caso mexicano sólo 23 instituciones (de 265) publicaron más de 400 artículos, lo que es poco comparado con las 71 escuelas en Brasil y las 51 de España. 

En la  edición de 2015, el ranking  incluye mil 753 instituciones de educación superior de Latinoamérica, España y Portugal. Dicha muestra les permitió generar índices por país. Para México el ranking sólo comprende 62 universidades. En los primeros tres lugares se encuentra la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo, y el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (IPN)2 

El nuevo reto de la universidades

Actualmente, el rol de la universidad es tan importante como en el pasado, aunque con una misión más crítica. La velocidad con la que ese conocimiento debe implementarse en la vida diaria es cada vez más rápida y efectiva: lo que antes tomaba años o décadas, hoy lleva meses o incluso semanas. Inclusive la aplicación de la investigación se convirtió en una fuente de recursos: en 2003 las universidades americanas percibieron mil 300 millones de dólares por patentes. Esto tuvo repercusiones directas no sólo para las universidades sino también para la economía local. Por ejemplo, el MIT en Cambridge, EEUU ha creado en los últimos años 4 mil compañías que a su vez han generado más de un millón de trabajos directos e indirectos, con valor de mercado de aproximadamente 232 mil millones de dólares. 

Los modelos de éxito en las universidades norteamericanas cuentan con financiamiento público. De acuerdo con Paula Stephan en su libro How Economics Shapes Science, en el 2009 el gobierno de aquel país fondeó el 59.3 por ciento de los centros de investigación universitaria, eso sin incluir los apoyos de gobiernos locales. Universidades de alto prestigio, como Stanford, en California, recibieron ese mismo año 749 millones de dólares. 

El entorno obliga o presupone el reto de las universidades en países emergentes, modernizarse/ reformarse, para aplicarse en la búsqueda de conocimiento. Esa necesidad de investigar debe estar vinculado a la docencia y a la incorporación de medios digitales. Es por ello que te invitamos a revisar los documentales en nuestro canal de You Tube UPNAjusco en los que ha participado la UPN con otras instituciones como la UAM-Iztapalapa entre otras con temas relacionados a la docencia desde diferentes perspectivas y propuestas de investigación e innovación que van de la mano. 

 

Referencias

  • Alcina French, José. (1982).  "Difusión cultural y extensión universitaria". En Revista de la Educación Superior ANUIES. No. 44, octubre-diciembre, México. 
  • ANUIES. (1995). “Programa Nacional de la Extensión de la Cultura y los Servicios”. México: Revista de la Educación Superior ANUIES. No. 95, enero-marzo. 
  • Bascuñan Valdés, Aníbal. (1963). La universidad latinoamericana. Chile: Andrés Bello.
  • Labrandero, Iñigo y Ramírez García, María de Lourdes. (1983). "Extensión universitaria, compromiso social de las universidades latinoamericanas". México: Revista Universidades, No. 91, enero-marzo. 

Notas al pie

1Scimago Lab. (2015). Ranking Iberoamericano. Recuperado el 16 Agosto 2016, de SCIMAGO Research Group Sitio web: http://www.scimagoir.com/pdf/iber_new/SIR%20Iber%20PER%202015%20HE.pdf.

2Scimago Lab. (2016). Ranking Institucional de México. Recuperado el 16 de Agosto 2016, de SCIMAGO Research Group Sitio Web: http://www.scimagoir.com/rankings.php?country=MEX&sector=all.

3Un Estudio de la Educación Superior. (2005).”The brains business”. Recuperado el 16 de Agosto 2016, en el sitio web The Economist: http://www.economist.com/node/4339960.

4Stephan, Paula. (2011). How Economics Shapes Science. EEUU: Harvard University Press. 

 

Créditos del Blog

 

Consejo editorial: A. Fabiola Hidalgo Martínez, Mayela Crisóstomo Alcántara, Rhina Saldaña López y Edson Cano Navarro.
Responsable: Marta M. Vera Olivera.
Redacción: Venecia Quiroz Téllez, Enrique Rojas y Eduardo Rodríguez.
Colaboradores: Alejandra Cortés Zorrilla, Jessica Romero González, Alfredo Basilio Ojeda, Arianna Guzmán Martínez y Alberto Cortés González.
Corrección: Priscila Saucedo García
*Los temas desarrollados en este blog son propuestos por el Consejo Editorial y nutridos por los especialistas de la Dirección de Difusión y Extensión Universitaria en las áreas de: salud, activación física, comunicación, cultura y educación.