¿Qué es el Teatro Universitario?

 

Los orígenes del Teatro son muy antiguos y aunque los tratados suelen ubicarse entre los griegos, en realidad el “arte de la representación ante un público” (Alberto Dallal dixit) es mucho más antiguo y se pierde en la noche de los tiempos.

Es fácil imaginar —sin temor a exagerar— a un grupo de azorados homínidos en torno de una hoguera, atentos a la representación de uno de sus cazadores, refiriéndose con gesticulación, danzas y sonidos guturales, la forma en que se enfrentó y venció a la enorme presa que todos devoran. 

Indiscutiblemente una de las artes clásicas, la importancia del Teatro al día de hoy es fácilmente detectable sobre todo en la forma en que ha impactado la cultura. Utilizamos la palabra teatro para distintos propósitos, ya sea para describir un lugar físico donde ocurren las representaciones (el anfiteatro, una ágora o un edificio); o referirnos a un grupo de actores —“compañía de”—, o designar una profesión (en el idioma inglés la palabra teatrical designa a personas con probadas habilidades para relacionarse con los demás). Incorporado el término al habla popular, encontramos expresiones como “teatrero”, o “hacerle al teatro”, como designaciones despectivas de quien, o quienes exageran una actitud con propósitos diversos. 

Tales ejemplos de la trascendencia que ese arte tiene y ha tenido en las sociedades contemporáneas son apenas una tímida aproximación. Estamos ante una rama del arte que ha mostrado una vigorosa y sostenida evolución. Evolución que implica adaptación a las épocas, los usos, las tecnologías, y ha dado lugar a otras artes (como el cinematográfico, y la radiodifusión por citar dos ejemplos).

Géneros del Teatro

Los géneros del Teatro, es decir, las formas específicas que asume el mensaje teatral también han evolucionado. Así, es posible encontrar en cartelera una gama impresionante agrupada en una clasificación tentativa. Dentro de las “obras mayores”: dramas, comedias y tragedias, mientras que agrupadas en las “obras menores” están los autos sacramentales, las pastorelas, los entremeses, los sainetes y las farsas; y dentro de las “obras musicales” al vodevil, las óperas y operetas, las zarzuelas y revistas. Y sumados a los anteriores, aún no del todo aceptados, tenemos los géneros “experimentales y universitarios” Es decir, Teatro para todos los gustos y audiencias.

 

 

Al afirmar lo anterior, no pasa desapercibido que también los públicos del Teatro han evolucionado y son quienes en realidad han propiciado la abundancia de géneros teatrales. Para los melómanos, los musicales, para los niños  los infantiles, y a los gustos románticos, corresponden los dramas épicos o históricos. Sin omitir, por supuesto, aquellos públicos que degustan del ensayo y la novedad, para esas personas arriesgadas y audaces, existen los géneros experimental y universitario.

Una característica del teatro, desde los tiempos originarios es su capacidad instructiva y proselitista: sirve para poner en escena ideologías y opiniones políticas muchas veces censuradas en otros medios. En países como la antigua Unión Soviética y la actual República Popular China, el teatro tuvo y aún tiene un papel fundamental en la formación ideológica de los públicos.

Actualmente el teatro en las principales ciudades del mundo es una industria millonaria que exige a quienes forman parte de ella un alto grado de profesionalización, desde el dramaturgo (quien escribe obras teatrales), hasta el último “tramoyero” (el instalador de la escenografía) sin olvidar a los actores, los músicos, los iluminadores, los escenógrafos... La rentabilidad de la industria teatral liderada por Broadway, en Nueva York, suele competir incluso con la industria cinematográfica de Hollywood, en California, tanto en inversión cuanto en ganancias.

 

Escuelas de teatro

Al ser fuente de un trabajo hiper-especializado y un arte que demanda de una gran especialización, el Teatro gradualmente se ha institucionalizado y devenido en asunto de las universidades. En numerosas universidades del mundo existe la carrera en arte dramático. En Estados Unidos más de 200 instituciones ofrecen estudios de nivel superior relacionados. Sólo el estado de Nueva York cuenta con 23 instituciones de estudios teatrales1

En México, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) ofrece la Licenciatura en Literatura Dramática y Teatro en la Facultad de Filosofía y Letras, al igual que un diplomado en Actuación en el Centro Universitario de Teatro (CUT) dependiente de la Coordinación de Difusión Cultural de la UNAM2

En México desde hace 22 años se celebra el Festival Internacional de Teatro Universitario FITU, organizado por la UNAM.

Las universidades de arte dramático más emblemáticas se encuentran en EEUU, Inglaterra y Escocia, los egresados de Juilliard (Nueva York) o la Escuela de Drama de Oxford (Woodstock, Reino Unido) o la Universidad de Los Ángeles California (California, EEUU) forman parte de grandes compañías teatrales o saltan a la pantalla grande en Hollywood.  

 

Fuera del circuito comercial, como se dijo antes, el arte teatral conlleva un potencial enorme en materia educativa e ideológica, por ello forma parte de la oferta cultural de toda universidad. El Teatro Universitario denominase como amateur3 porque el estudiante no lo ve como algo definitivo y determinante en su vida profesional, Es útil como un complemento, un equilibrio entre el aprendizaje curricular de los estudiantes y la gradual adquisición de gusto por las artes escénicas.

El Teatro Universitario (el que se hace en, y el que se exhibe e impulsa) tiene como reto y propósito sensibilizar al universitario para motivar su participación o la mera apreciación. Es un espacio abierto a todos los alumnos o integrantes de la comunidad universitaria. La Dirección de Difusión y Extensión Universitaria de la UPN, a través del Departamento de Difusión Cultural ofrecen gratuitamente el Taller de teatro impartido por Benjamín López Almaraz, todos los miércoles del semestre en curso de 14 a 16 horas en el salón 106. El taller —ofrece el profesor López Almaraz—, te ayudará a desarrollar y recuperar habilidades cognitivas, psicomotoras y emocionales que incidirán positivamente en tu vida personal. 

Por su potencial expresivo el Teatro es una herramienta útil dentro y fuera del aula. Promueve el trabajo en equipo, desarrolla la sensibilidad individual y enriquece la comunicación grupal e intergrupal. ¡Acércate y participa! 

Referencias

1http://canhttp://www.a2zcolleges.com/arts/drama/

2http://teatro.filos.unam.mx/files/2013/08/62857095-Teatro-Tomo-i-Def-08-08-08.pdf


Notas al pie de página:

3En la definición más estricta, Steiner, filósofo, pedagogo y coeditor de obras de Goethe, define amateur como aquel que ama (amatore) lo que conoce e interpreta. http://www.biografiasyvidas.com/biografia/s/steiner.htm

 

Créditos del Blog

 

Consejo editorial: A. Fabiola Hidalgo Martínez, Mayela Crisóstomo Alcántara, Rhina Saldaña López y Edson Cano Navarro.
Responsable: Marta M. Vera Olivera.
Redacción: Venecia Quiroz Téllez, Enrique Rojas y Eduardo Rodríguez.
Colaboradores: Alejandra Cortés Zorrilla, Jessica Romero González, Alfredo Basilio Ojeda, Arianna Guzmán Martínez y Alberto Cortés González.
Corrección: Priscila Saucedo García
*Los temas desarrollados en este blog son propuestos por el Consejo Editorial y nutridos por los especialistas de la Dirección de Difusión y Extensión Universitaria en las áreas de: salud, activación física, comunicación, cultura y educación.