• Inicio
  • Blog
  • Beneficios de la lectura que seguramente no sabías

Beneficios de la lectura que seguramente no sabías

 

Leer es un signo de los tiempos modernos y una actividad relativamente joven para los humanos, menciona Diego Golombek en el prólogo del libro El Cerebro Lector, escrito por Stanislas Dehaene. 

 Comparado con la historia de la humanidad, la invención de la escritura es muy reciente: se dio hace 5 mil 400 años en la zona de la Media Luna Fértil marcando el fin de la Prehistoria. El alfabeto tiene sólo 3 mil 800 años y la imprenta moderna de Johannes Gutenberg se inventó en el año 14501. Actualmente el hábito de la lectura es un paso muy importante e imprescindible en el desarrollo del ser humano.

En la era digital o de la información, nuestras lecturas son muy condensadas. Desde los estados de Facebook a los 140 caracteres en Twitter, la tendencia es sintetizar la información debido al alto flujo de información. Durante los últimos 30 años, la psicología cognitiva ha analizado la mecánica de la lectura. Los hallazgos son sorprendentes: la práctica de la lectura, definido como comportamiento repetido regularmente y aprendido, tiene beneficios significativos para tu vida diaria. En este artículo enlistamos los más importantes:

1. Estimulación Mental

En 2011, el máximo referente de las neurociencias del lenguaje2, Stanislas Dehaene y otros cuatro neurocientíficos franceses y portugueses publicaron un estudio sobre el impacto de la lectura en el cerebro3. Se compararon tres grupos: el primero estaba conformado por 31 adultos que habían aprendido a leer de niños. El segundo grupo era de 22 personas que aprendieron a leer en edad adulta, mientras que el tercer grupo, constituido por 10 personas que no sabían leer. El estudio utilizó resonancia magnética para medir las funciones cerebrales de los participantes mientras respondían a las tareas de lenguaje oral, escrito y visual. El estudio concluye que:

El área del lóbulo occipital, donde se procesa la información visual, se fortalece al leer. El primer grupo pudo procesar con mayor precisión la información visual debido al fortalecimiento del lóbulo occipital que se produce gracias a la estimulación visual de la lectura. Ayudando con la imaginación, por ende también estimula la creatividad. De igual manera, el lóbulo occipital tiene gran impacto en la toma de decisiones.

El lóbulo parietal es la parte del cerebro que procesa las letras en palabras y las palabras en pensamientos. Los lectores mejoran y estimulan esta zona. El lóbulo parietal es reconocido por su habilidad de incrementar las habilidades expresivas. También interviene en la comprensión de lectura. Al leer, la zona del lóbulo parietal se activa, trabajando junto con el lóbulo temporal para almacenar información.

La lectura es una buena forma de incrementar la estimulación mental y sin importar la edad auxilia en el desarrollo de nuevas neuronas. Éstas son buenas noticias para todos y demuestran la importancia de leer durante toda la vida. Má importante, reitera la necesidad vital de enseñar a leer a los niños.

 

2. Mejora tus relaciones interpersonales

Existe evidencia de que la lectura de textos de ficción tiene beneficios psicológicos. La Universidad de Toronto demostró que la estimulación de la realidad se transmite desde las páginas hasta nuestros cerebros, mejorando nuestra capacidad de empatía y percepción de las relaciones interpersonales. Específicamente en el género de ficción, leer “La dama del perrito”, de Antón Chéjov, induce cambios en los resultados del test de sociabilidad. Para el cerebro, la ficción es mucho más que un mero entretenimiento4.

3. Reduce el estrés, nervios y ansiedad. Es un método efectivo contra el insomnio.

La lectura también ayuda a reducir el estrés. Un estudio realizado en 2009 por la Universidad de Sussex encontró que la lectura reduce 68 por ciento el estrés. La lectura es una forma de relajación tan efectiva como escuchar música, tomar una taza de café o té caliente, o salir a caminar. De acuerdo con el doctor en neuropsicología David Lewis, leer y dejarnos llevar por un libro nos permite escapar de las preocupaciones y el estrés diario, así como explorar la imaginación del autor.

Esto se debe a que, al sumergirse en la lectura, nuestra la mente se distrae y esto alivia la tensión de los músculos y el corazón, a la vez que mejora nuestra capacidad de concentración. Los beneficios comienzan con sólo seis minutos de lectura en silencio.

4. Activa la memoria a corto y largo plazo, en especial la semántica y episódica.

Leer una novela implica recordar a los distintos personajes, su origen, sus ambiciones, historia o matices, así como los diversos giros y subtramas que tejen la historia. Dichos recuerdos crean nuevas conexiones neuronales y tonifican las ya existentes, lo que contribuye a fortalecer la memoria a corto plazo.

A largo plazo uno no recuerda con lujo de detalle todo el libro pero sí la trama, la idea original y los personajes.

La lectura ayuda a la memoria semántica, es decir el almacenamiento de significados, y a la memoria episódica, referente a los sucesos.

La sociedad de Alzheimer considera a la lectura como una de las actividades que promueven la estimulación mental a cualquier edad y que por lo tanto podrían estar relacionadas con una menor tasa de deterioro de la función cognitiva5.

5. Expande tu vocabulario

Cuanto más se lee aprendemos más palabras que, inevitablemente, se incorporarán a nuestro vocabulario cotidiano6. La lectura de libros también es vital para el aprendizaje de nuevos idiomas: aprendemos palabras e inferimos su significado gracias al contexto que aporta la lectura, lo que aumenta la fluidez en el uso de una nueva lengua7.

6. Mejora las habilidades expresivas: escritura, ortografía y síntesis de conceptos.

Esto va de la mano con la expansión del vocabulario: la exposición a la lectura tiene un efecto notable sobre nuestra propia escritura, como la observación de la armonía, la fluidez y el estilo de cada autor. De la misma manera que los músicos se influyen entre sí y los pintores utilizan técnicas establecidas por los maestros anteriores, los escritores también desarrollan su prosa a través de la lectura de otras obras.

La lectura realmente mejora cada aspecto de las habilidades expresivas.

7. Entretenimiento a bajo costo

Aunque a muchos les gusta comprar libros y formar su propia biblioteca, el objetivo puede resultar bastante caro. Sin embargo hay maneras de mantener el hábito con bajo presupuesto: se puede visitar la biblioteca pública y disfrutar de sus numerosos tomos disponibles de forma gratuita. La mayoría de las bibliotecas cuenta con textos clásicos y sus temas son variados, aunque también hay muchas especializadas. Además, su misión es acrecentar su acervo mediante la adquisición de nuevos materiales.

Incluso gracias a la tecnología ahora se pueden conseguir fácilmente libros, ya sea en formato ePub o PDF para leer en dispositivos electrónicos, como el iPad o la pantalla del ordenador. También hay varias fuentes en línea donde se pueden descargar libros electrónicos gratuitos. No hay pretexto para no leer.

 

Y tú, ¿cuándo fue la última vez que leíste un libro completo o un artículo de revista?, ¿qué esperas para hacer de la lectura un hábito?

 

Referencias:

1 Schwanitz, Dietrich (2006). «1: Historia de Europa». La cultura: Todo lo que hay que saber. España: Punto de lectura.

2 De acuerdo con Oliver Sacks.

3 Szwed, M., Ventura, P., Querido, L., Cohen, L. y Dehaene, S. (2012). “Reading acquisition enhances an early visual process of contour integration”. Developmental Science, vol. 15, páginas: 139–149. Consultado en: doi:10.1111/j.1467-7687.2011.01102.x

4 Golombek, Diego. (2015) Prólogo en El cerebro lector de Stanislas Dehaene.

5 https://www.alzheimers.org.uk/site/scripts/news_article.php?newsID=1663

6 Cohen, Dorothy. (1968). The Effect of Literature on Vocabulary and Reading Achievement. National Council of Teachers of English, vol. 45, N° 2. Páginas: 209-213. Consultado en: http://www.jstor.org/stable/41386298?seq=1#page_scan_tab_contents.

7 Zahar, R., Cobb, T. y Spada, N. (2001). Acquiring Vocabulary through Reading: Effects of Frequency and Contextual Richness. Canadian Modern Language Review, vol. 57, N° 4. Consultado en: http://www.lextutor.ca/cv/v_conditions.htm.

Créditos del Blog

 

Consejo editorial: A. Fabiola Hidalgo Martínez, Mayela Crisóstomo Alcántara, Rhina Saldaña López y Edson Cano Navarro.
Responsable: Marta M. Vera Olivera.
Redacción: Venecia Quiroz Téllez, Enrique Rojas y Eduardo Rodríguez.
Colaboradores: Alejandra Cortés Zorrilla, Jessica Romero González, Alfredo Basilio Ojeda, Arianna Guzmán Martínez y Alberto Cortés González.
Corrección: Priscila Saucedo García
*Los temas desarrollados en este blog son propuestos por el Consejo Editorial y nutridos por los especialistas de la Dirección de Difusión y Extensión Universitaria en las áreas de: salud, activación física, comunicación, cultura y educación.