¿Cuánto leemos los mexicanos?

 

Al considerar medios diferentes al impreso, los mexicanos ganan algunos lugares.

 En un intento por conocer los hábitos de los consumidores de medios, una de las más grandes empresas de investigación de mercados en el mundo, NOP World, levantó una encuesta a 30 mil personas mayores a 13 años en 30 países en 2005[1]. En promedio, la población mundial lee 6.5 horas a la semana. La India es el país que más horas en promedio lee, 10.7 horas por semana; seguido por Tailandia y China con 9.4 y 8 horas respectivamente. De los 30 países, México ocupa el lugar 25 con 5.5 horas.

Otra estadística más reciente relacionada con el mismo asunto proviene de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) divulgada por el Instituto de Estadística de la Unesco. El estudio “Hábitos de Lectura” se realizó en 2013 a más de 100 países. Finlandia encabezó la lista y México apareció en penúltimo lugar, con un promedio de 2.8 libros al año.

Guardando las debidas proporciones, en el 2012 un organismo dependiente de la Unesco, Centro de Fomento del Libro en América Latina y el Caribe (CERLAC), realizó el mismo estudio en seis países latinoamericanos junto con España. Incluso en ese índice, la cantidad de libros leídos al año es similar al de la OCDE, aparecimos en el penúltimo lugar sólo por detrás de Colombia con 2.2 libros leídos. España encabeza la lista con 10.3 libros por año, seguido de Argentina y Chile con 5.4 y 4.6 respectivamente. En un intento por conocer los motivos que animan a la población a leer, se estableció la diferencia entre el deber y el placer, los que más leen, España con 85%, reportó el placer como principal motivo. Contrario a los países latinoamericanos donde prevalece la exigencia escolar, académica o laboral.

Gabriel Zaid en su ensayo “La lectura como fracaso del Sistema Educativo” enlista las estadísticas más desoladoras. De los 8.8 millones de mexicanos con estudios superiores o de posgrado el 18% (1.6 millones) nunca ha visitado una librería. “La mitad de los universitarios (cuatro millones) prácticamente no compra libros. En 53 años el número de librerías por millón de habitantes se ha reducido de 45 a 18” en la capital del país[3]. A mayor “esfuerzo educativo”, menos lectores, algo realmente inaudito.

Investigadores mexicanos

El conocer los hábitos de lectura, particularmente en México, está a cargo del Consejo Nacional para la cultura y las Artes (CONACULTA), hoy Secretaría de Cultura. A fines del año pasado presentó la Encuesta Nacional de Lectura y Escritura 2015-2018[4]. Los datos presentados por el presidente, Rafael Tovar y de Teresa, sitúan a México muy por encima de otros estudios internacionales. Se realizaron 5,845 encuestas a mexicanos mayores de 12 años. La metodología estuvo avalada por especialistas del Instituto Politécnico Nacional (IPN), el CERLAC y el INEGI.

El estudio afirma que el mexicano lee 5.8 libros en promedio al año, ocupando el segundo lugar en América Latina. De esos, 3.8 son leídos por gusto y los demás por necesidad laboral o escolar. La encuesta reveló las principales razones del porqué no se lee: falta de tiempo y flojera con 79.9% y 21.3% cada una.

Un aspecto innovador fue la inclusión de otros medios de lectura aparte del impreso. La lectura de libros en formato digital presenta una evolución sin estridencias ni estallidos, usualmente en los jóvenes entre 18 y 30 años. El 13% del total de encuestados informa leer exclusivamente en soporte digital, es decir, las prácticas asociadas a la lectura están cada vez más asociadas al uso de la internet. Las redes sociales y blogs presentan un notable crecimiento en las preferencias de los lectores por encima de las revistas y los periódicos.

También destaca la importante relación entre el estímulo familiar y escolar con la lectura, especialmente, para el consumo cultural. La encuesta revela la incidencia directa de los padres y del magisterio en todas las categorías de actividades vinculadas a los consumos culturales. Casi uno de cada dos afirmó haber recibido estímulos familiares durante la infancia para leer textos distintos a los escolares. En paralelo, el 60.5% afirmó el papel protagónico de los maestros para el desarrollo de la lectura.

Un resultado paradójico es la segunda posición de la práctica lectora entre las actividades de consumo de contenidos culturales. La mejora en el índice debiera tener repercusiones en evaluaciones internacionales o en el desarrollo económico. A pesar de no existir una clara correlación entre nivel de lectura y desarrollo económico, los asiáticos dominan la lista de los países más lectores del mundo: India, Tailandia, China, Filipinas y Egipto, la mayoría de ellos con altos índices macroeconómicos en la última década. Lo cual sugiere un crecimiento más allá del industrial o mercantil. También sugiere que existen otros factores no considerados a la hora de evaluar las actividades lectoras de un país.

La Universidad Pedagógica Nacional ha desarrollado numerosas iniciativas de apoyo y fomento a la lectura. Entre ellas destaca la mejora constante en sus propuestas editoriales (en promedio publica de 25 a 40 títulos anuales), además que tiene casi un lustro incursionando en la producción de libros electrónicos.

Un proyecto que le valió reconocimientos internacionales fue el desarrollado en colaboración con el Instituto Latinoamericano de la Comunicación Educativa (ILCE) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) entre 2003: el proyecto de Educación a Distancia para América Latina y el Caribe, que incluía un importante componente de fomento a la lectura a través de grandes creadores de la literatura latinoamericana como Cortázar, Joao Guimaraes Rosa, Carlos Fuentes, Gabriel García Márquez, entre otros. Proyecto que descansó en la producción de videos y cuadernillos con didácticas especiales de enseñanza de la literatura e inducción a la lectura.
Tanto el catálogo completo de obras publicadas por el Fomento Editorial UPN como los videos del proyecto mencionado, pueden conocerse con detalle en el portal Visión Fractal.


Y tú, ¿cuántos libros lees al año?

Notas:

[1] World Culture Score for Reading, NOP World. Consultado el 18 de julio de 2016 en <http://www.prnewswire.com/news-releases/nop-world-culture-scoretm-index-examines-global-media-habits-uncovers-whos-tuning-in-logging-on-and-hitting-the-books-54693752.html>.
[2] http://www.nytimes.com/2013/03/06/opinion/the-country-that-stopped-reading.html?_r=1
[3] http://www.letraslibres.com/revista/convivio/la-lectura-como-fracaso-del-sistema-educativo
[4] https://observatorio.librosmexico.mx/files/encuesta_nacional_2015.pdf

Créditos del Blog

 

Consejo editorial: A. Fabiola Hidalgo Martínez, Mayela Crisóstomo Alcántara, Rhina Saldaña López y Edson Cano Navarro.
Responsable: Marta M. Vera Olivera.
Redacción: Venecia Quiroz Téllez, Enrique Rojas y Eduardo Rodríguez.
Colaboradores: Alejandra Cortés Zorrilla, Jessica Romero González, Alfredo Basilio Ojeda, Arianna Guzmán Martínez y Alberto Cortés González.
Corrección: Priscila Saucedo García
*Los temas desarrollados en este blog son propuestos por el Consejo Editorial y nutridos por los especialistas de la Dirección de Difusión y Extensión Universitaria en las áreas de: salud, activación física, comunicación, cultura y educación.